30.9.11

Molestias permanentes

No sé como sentirme realmente. Las ganas de no hacer nada y esta rebeldía me superan. Estoy gorda, y me molesta. Tendría que estudiar para una equivalencia este lunes, pero no me esfuerzo ni a medias. No quiero más responsabilidades, y sinceramente detesto que la vida esté formada por ellas. 


Florencia

8 comentarios:

Rubia dijo...

Animo flo! todo tiene solucion, uno puede bajar de peso y uno puede estudiar, solo tienes que proponertelo de verdad :)
Un beso gigaaaan y que pases bonito finde!

Lita εїз dijo...

Jaja esa entrada la escribiste tu o yo? porque me siento exactamente igual

Besos

caise dijo...

amazing pic

Disorder† dijo...

solo quisiera desaparecer, solo eso..
pero acá estamos ¿no? vamos a vivir...

Flynn dijo...

Hola.
Yo suelo pasar esas etapas. No sé bien a qué se debe. Es horrible. Cero ganas de salir, cero ganas de hacerme cargo de nada!! en fin... espero que ambas mejoremos pronto y lleguemos a fin de año orgullosas por haber logrado algo bueno, aunque sea a último momento, no importa. Aún hay tiempo. Me retracto: sí sé a qué se debe. Se debe a lo que dijiste, al menos en gran parte. Se debe a vernos y sentirnos gordas. Qué porquería...

┼ Sheila Tomé ┼ dijo...

No importa el envase si no lo que lleves dentro, cada uno es hermoso a su manera, aceptate. Odio las responsabilidades, los horarios y las ordenes pero asi se maneja la vida... :/ que estes mejor, suerte!

Eugenia G. dijo...

Algunas veces es muy difícil, pero tienes que hacerlo: quiérete. No importa que seas gorda o delgada, fea o guapa. Si te quieres, la gente no te apuñalará. Si estás segura de ti misma -o si finges estarlo-, nadie se atreverá a derrumbar esa cápsula de amor propio en la que vives. NADIE. Olvídate de los kilos y fíjate en las personas que te quieren. Olvídate de las responsabilidades y ponte a ver una y otra vez alguna película que te haga reír. Aunque sea sólo un día durante una hora, pero hazlo. Fijo que te sienta bien y te hace ver las cosas de otra manera.

P.D: Puedes robar la segunda foto, no te preocupes. ¡Es un detalle que avises antes! No todo el mundo lo haría.

Helen dijo...

A veces las obligaciones nos superan, dan ganas de olvidarlas y no seguir con la misma rutina y mierda diaria. Pero recuerda que todo esfuerzo, toda perseverancia, trae frutos.