19.7.14


Y aquí es cuando ella se enamora. Cuando cree en el abrazo reparador, en los besos de amor y en las palabras dulces. Cuando cree que la risa lo es todo.
Aquí es cuando ella cae en un pozo de incertidumbre, cuando entiende que todo lo que creía posible no es nada más que una triste ilusión creada a partir de lo anteriormente mencionado. Los abrazos, los besos, las palabras. 
El amor. El amor dulce traicionero.

No era amor. 


1 comentario:

Remedios Buendia dijo...

Hey, creo que me a pasado, de hecho me paso y todavía sigo convaleciente, es cuestión de fuerza. A mi esas cosas del amor nomas no acabo de entenderlas, menos a las gentes ni sus razones.

Esta precioso tu blog, gracias por leerme.